Es una subespecialidad de la Urología que se ocupa del diagnóstico y tratamiento médico y quirúrgico de las alteraciones de la función sexual en el varón así como del estudio del factor masculino en una pareja infértil.

Los problemas relacionados con el aparato genital masculino pueden afectar la vida íntima del hombre, así como el aspecto emocional, físico y social; de ahí la importancia de tratarlos.

Enfermedades de que se ocupa:


• Infertilidad masculina

• Disfunción sexual masculina

  • Disfunción eréctil
  • Disfunción eyaculatoria
  • Trastornos del deseo sexual
  • Alteraciones del orgasmo
  • Erección prolongada (priapismo)
  • Otras disfunciones sexuales

• Contracepción masculina (vasectomía)

• Reversión de la vasectomía (vasovasostomía microquirúrgica)

• Hipogonadismo (trastornos hormonales)

• Curvaturas y otras alteraciones morfológicas del pene

• Hemospermia (sangre en el semen)

• Enfermedades de Transmisión Sexual

• Senectud masculina (andropausia)


La Andrología se ocupa con profundidad de la evaluación y tratamiento del varón infértil, causa del 50%, estadísticamente hablando, del fracaso en concebir de una pareja. En ello radica la importancia del estudio especializado y en simultáneo, de la mujer por el ginecólogo y del hombre por el andrólogo, única forma de obtener el éxito esperado. Es fundamental en la evaluación del varón infértil, contar con un laboratorio especializado y con la experiencia suficiente para llegar a diagnósticos acertados que permitan a su vez el tratamiento adecuado.



Avances Científicos y Perspectivas en la Andrología

La Andrología ha experimentado un progreso excepcional en los últimos años; la aplicación clínica de la biología molecular y la genética molecular en la infertilidad masculina y en el hipogonadismo, los continuos avances en las técnicas de reproducción asistida como tratamiento de la infertilidad masculina, y la introducción de medicación oral efectiva para la disfunción eréctil, pueden ser considerados los mayores aportes a la especialidad andrológica. Se han abierto nuevas posibilidades tanto diagnósticas como terapéuticas, y también nuevas expectativas tanto para el hombre infértil como para el hombre con disfunciones sexuales.